los mejores furanchos de Galicia

Galicia es una región conocida por su rica cultura y tradiciones, y una de las más destacadas es la de los furanchos. Estos establecimientos únicos ofrecen una experiencia culinaria auténtica, donde los visitantes pueden degustar platos caseros tradicionales acompañados de vinos locales. Pero, ¿qué son exactamente los furanchos y cuáles son los mejores para visitar en Galicia? En este artículo, te lo contamos todo.

¿Qué son los Furanchos?

Los furanchos son establecimientos familiares que surgieron de la tradición de los propietarios de viñedos de vender su excedente de vino. Para atraer a los compradores, estos propietarios comenzaron a ofrecer tapas caseras para acompañar el vino, y así nacieron los furanchos. Estos lugares se identifican tradicionalmente con una hoja de laurel en la puerta, de ahí que también se les conozca como “loureiros”.

Los furanchos ofrecen vino y comida totalmente caseros, con platos típicos de la gastronomía gallega como el raxo, el churrasco, las empanadas, el pulpo o los pimientos de Padrón. Sin embargo, solo pueden vender un número limitado de tapas, que deben ser previamente determinadas y comunicadas a la Xunta de Galicia. Además, solo están abiertos durante tres meses al año, ya que su función principal es dar salida al excedente de vino de la cosecha propia.

Ahora que ya conoces qué son los furanchos, vamos a descubrir los diez más destacados de Galicia.

1. Furancho A de Juan

Ubicado en el valle del Salnés, el Furancho A de Juan es uno de los más populares. Aquí puedes disfrutar de un buen Albariño o tinto de Barrantes mientras te sientas en un banco bajo una parra de uvas y junto a una rueda de molino. Su terraza con vistas es el lugar perfecto para saborear una buena tortilla, “richada” y pulpo, todo regado con el mejor vino de la casa.

2. Furancho Ángel

No puedes visitar Meaño sin pasar por el Furancho Ángel. Este lugar ofrece delicias como pulpo, camarones, huevos con chorizo, codillo o cordero, y su especialidad, la ‘alpargata’, una original tosta con carne. Además, puedes disfrutar de su vino Albariño de la casa, que se sirve en “cunca” y que puedes saborear en el comedor principal o en su amplia terraza con hórreo de piedra incluido.

3. Furancho O Quirófano

También en Meaño, el Furancho O Quirófano es otro lugar imprescindible. Su nombre se debe a que muchos profesionales de la medicina eran asiduos. Aquí puedes disfrutar de su pan de centeno y un vino de Barrantes, de esos a los que nos referimos en Galicia como “con cuerpo”, mientras disfrutas de una vista panorámica con la Isla de Arousa al fondo.

4. Furancho O Loureiro de Siso

En Ribadumia, el Furancho O Loureiro de Siso es una institución. Sus vinos han recibido numerosos premios y reconocimientos. No te pierdas la oportunidad de acompañar su vino con una tortilla o una abundante tapa de calamares.

5. Furancho Alto da Aldea

En la parroquia de Goián, en Tomiño, se encuentra el Alto da Aldea. Aunque no es fácil de encontrar, vale la pena intentarlo. Su decoración es pintoresca, con el techo repleto de mazorcas de maíz, las paredes adornadas con nasas, arados o utensilios de labranza y las lámparas hechas con sartenes. Su especialidad son los Huesos de Xoán, unas deliciosas costillas fritas.

6. Furancho O Xuguiño

Entre O Porriño y Redondela, encontrarás el Furancho O Xuguiño. Su carta es bastante variada, incluye arroces y ensaladas, y por encargo te ofrecen también callos o cocido.

7. Furancho Casanova

En Redondela, el Furancho Casanova es uno de los furanchos más grandes y espaciosos. Dispone de varios aparcamientos y zona interior y exterior. Aquí puedes descubrir sus empanadas de pan de maíz o trigo y sus suculentas tortillas.

8. Furancho Reboraina

También en Redondela, el Furancho Reboraina es un lugar ideal para los días de sol, donde puedes resguardarte debajo de un buen árbol. Sus especialidades son la zorza (receta familiar supersecreta), la empanada de maíz y los chorizos asados.

9. Furancho Adiós Vida

En Reboreda, municipio de Redondela, se encuentra el Furancho Adiós Vida. Aquí puedes disfrutar de un buen vino 100% natural y tradicional, sin ningún tipo de conservantes ni aditivos. Para comer, destacan sus chorizos al infierno y las empanadas de pan de maíz de “xoubas” o chocos de la isla de San Simón traídos directamente del barco.

10. Furancho A de Caballero

En Poio, muy cerca del turístico Combarro y sus hórreos y de las Fervenzas do Pereiro, se encuentra el Furancho A de Caballero. En el pasado fue un establo y es pequeño, pero también venden miel de la casa.

Estos son solo algunos de los furanchos más destacados de Galicia, pero hay muchos más esperando a ser descubiertos. Así que, ¿a qué esperas para sumergirte en el mundo “furancheiro”?

Scroll to Top
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad